esenfrdeitjapt
  • Home
  • LA RESISTENCIA HACE RENACER A VALLECITO DE LAS CENIZAS

LA RESISTENCIA HACE RENACER A VALLECITO DE LAS CENIZAS

Encabezado boletines

LA RESISTENCIA HACRENACEA VALLECITDE LAS CENIZAS

valle

Con una enorme maqueta los habitantes de Vallecito, recordaron como era su pueblo antes de ser quemado por los paramilitaresen el 2000/Foto: OlgaTorres

 

Trece años después con una enorme maqueta que representa físicamente como estaban ubicadas sus casas antes que un grupo paramilitar quemara en su totalidad el corregimiento de Vallecito, del municipio de San Pablo, Bolívar, la comunidad recordó como ese día sus vidas cambiaron para siempre.

Ese 22 de junio de 2000, decenas de paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, quienes según la comunidad venían acompañados de miembros del Ejército Nacional, sostuvieron combates en el sector de Cuatro Vientos con guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por varias horas en inmediaciones del poblado. Culminado el combate y replegada la guerrilla hacia la montaña, el grupo paramilitar incursionó en el poblado, y tras acusar a las 63 familias que habitaban el poblado de ser auxiliadores de la insurgencia los obligaron a desplazarse para quemar sus viviendas con todo lo que había en su interior.

Con lágrimas en sus ojos, don Luis Alfredo Aguilar, actual presidente de la Junta de Acción Comunal y testigo de tan nefastos hechos, recuerda como si fuera ayer cuando la tragedia tocó a las puertas de esta comunidad campesina, que se vio afectada por culpa del conflicto armado, al igual que muchas otras comunidades en la región de Magdalena Medio.

Ese día se quemó la mitad del pueblo, y a los tres meses volvieron y quemaron la otra mitad. Esto lo hicieron los paramilitares. Por eso trece años después estamos recordando aquel triste y lamentable momento, cuando toda la comunidad fue desplazada del corregimiento por culpa de la violencia, y nuestras viviendas fueron incineradas. Los que vivíamos aquí perdimos todo los bienes, los cultivos, los animales y los enseres que teníamos.”, recordó Luis Alfredo.

Ese mismo recuerdo amargo y gris, lo tiene presente doña Gloria, que tuvo que presenciar como un grupo de hombres armados y al servicio de la guerra, quemaron su ranchito construido con madera y paja, y con recursos del producto de los jornales de su marido, “Ese día nuestros hijos sufrieron mucho. Tuvimos que dormir en el rastrojo otros en el piso, porque nuestras casas las habían quemado. Eso nos obligó a refugiarnos en las cabeceras municipales. Donde tuvimos que pasar calamidades, porque nosotros estábamos acostumbrados al campo y es allí donde están nuestras comodidades. Para la comunidad de Vallecito, esto fue muy doloroso y nunca lo podremos olvidar”.


La resistencia única salida ante eldolor

valle1

Han pasado trece años, y esos recuerdos se mantienen vivos en la memoria. En ese sentido, de ratificar que a pesar del dolor que dejó la incursión paramilitar, la resistencia ha sido su única arma para salir adelante y arraigarse en el territorio. En ese sentido, los habitantes del corregimiento Vallecito, realizaron una jornada denominada, “Integración de las comunidades rurales para la reconstrucción de su tejido social”. Al mismo asistieron comunidades campesinas y víctimas del conflicto armado residentes en las aéreas rurales de Cantagallo, San Pablo, Simití, Santa Rosa del Sur (Bolívar) y Yondó (Antioquia).

A través de actividades lúdicas se logró reconstruir la memoria histórica de la violencia que ha tenido que afrontar esta población del sur de Bolívar. Para ello, se programó con las familias que para esa época vivieron la situación junto a sus nuevos integrantes, una representación de su vivienda y la ubicaran en una gran maqueta, y físicamente recordar como era su pueblo antes de ser quemado por los paramilitares.

La maqueta es recordando y reconstruyendo como era el corregimiento en el aquel instante, ya que hoy en día no están todas las casas, ni están en la forma que estaban. Cada familia está recordando cómo estaba su propia casa o vivienda. Recordando ese dolor que sentimos cuando perdimos nuestra casa. Hoy, volvemos a sentir ese dolor. Así hagamos miles de cosas nunca lo podremos olvidar, y siempre lo tenemos presente”, señaló el presidente de la Junta de Acción Comunal. Agregó, “Se perdieron muchas costumbres deportivas y culturales. Con este evento queremos volver hacer, lo que la violencia nos había quitado. Con esto queremos seguir construyendo lazos de hermandad, entre todas las comunidades. Hoy, queremos decirle a Colombia y al mundo, que aunque nos quitaron muestras viviendas, no nos quitaron las ganas de surgir y salir adelante. Con esto demostramos que las comunidades del sur de Bolívar, no están dispuestas a bajar los brazos. Sino todo lo contrario a levantarlos y seguir adelante”.

La actividad fue acompañada por organizaciones defensoras de los derechos humanos, y líderes comunales del sector, como fue el caso de Juan Hincapié, líder comunal de la zona de San Pablo, “Hoy estamos recordando trece años de tragedia, pero lo queremos dejar atrás. Queremos dejar en claro que en Vallecito y en el sur de Bolívar, existen personas pujantes con ganas de seguir adelante y arraigarse en el territorio. Yo, aplaudo a todas estas personas que se han puesto la camiseta para llevar a cabo este evento, aquellas que han hecho resistencia en este territorio. A pesar que no se fácil, pero que hay arraigo y amor por el territorio si se puede. Hoy, el Gobierno Central y el municipal no nos han ayudado, pero tenemos que exigirles que centren su mirado sobre nuestro territorio”, manifestó un asistente al evento.

Por su parte, el representante del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, organización que ha venido acompañando a esta comunidad para su reasentamiento, señaló, “Como Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, no dudamos en vincularnos a este Décimo Tercer Aniversario de Resistencia, y que lo han querido manifestar a través de un encuentro de comunidades. Siempre hemos admirado la decisión de la comunidad de Vallecito, por resistir y permanecer en el territorio. En estos procesos donde primero está la vida, es que le apostamos desde el Programa de Desarrollo y Paz”.

Este proceso de resistencia viene acompañado de otras acciones, como la construcción de las viviendas o del poblado en otro sector. “Como ejemplo tenemos la reconstrucción de Vallecito. Gracias a varias organizaciones sociales, que nos ayudaron a construirlo en otro lugar. Lo que significa que hay quienes nos respaldan en todo lo que nosotros hemos emprendido para quedarnos en nuestra tierra. Esto hace parte de todo lo que ha hecho toda la comunidad para resurgir”, expresó el presidente de la junta de Acción Comunal.

Estado Colombiano en deuda

Creemos que el Estado Colombiano, tiene una deuda con la comunidad de Vallecito con su centro poblado y con sus veredas. Es allí donde la comunidad de Vallecito tiene que definir cómo va a reclamar esa deuda por los hechos que ocurrieron. Es la misma población la que tiene que definir como el Estado los va a reparar, ya sea por acción u omisión. Es la comunidad la que tiene que reflexionar, marcar la ruta y definir cuáles son los propósitos con esa reclamación de esa deuda que tiene el Estado. Todo esto en el marco de la no-repetición.

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.
Apertura de cuenta bet365.es